Miércoles 13 de diciembre de 2017

?

Junín | Buenos Aires

En Apenoba 07/12/2017

Gremios y dirigentes locales repudiaron el proyecto de reforma laboral



Organizaciones políticas, gremiales, sociales y culturales, reunidas en la sede de La Asociación de Periodistas del Noroeste Bonaerense (APENOBA) Secc. Junín, realizaron una reunión donde repudiaron el proyecto de reforma laboral que avanza en el Congreso de la Nación, impulsado por el presidente Mauricio Macri.

De la reunión participaron referentes de ATSA, Fiial Junín, Sindicato de Empleados de Comercio-Junín, Concejo del Partido Justicialista, Sindicato de Docentes en Contexto de Encierro, Multisectorial Jubilados y Pensionados de Junín, UB Mayor Arrieta, Distribución de Bebidas Gaseosas, Centro de Jubilados y Pensionados-ATE Junín, Centro Cultural Dante Balestro, Asociación Bancaria Junín, Patria Grande, APENOBA, Asociación Regional de Trabajadores del Boxeo, Sindicato Argentino de Televisión, Biblioteca Florentino Ameghino, Partido Obrero en el Frente de Izquierda y SMATA, quien impulsan la confección de un Acta en repudio a la reforma laboral de Mauricio Macri, que dará más beneficios a los empleadores que a los asalariados".

Los participantes señalaron que la reforma "significa un atentado contra la clase trabajadora. La reforma es mucho más que una serie de modificaciones a las leyes laborales. Estamos frente a un verdadero intento de fijar las bases para un cambio de paradigma en las relaciones laborales que, en el largo plazo, constituye una profundización de la ofensiva ininterrumpida del capital sobre el trabajo iniciada en nuestro país a mediados de los años ’70”.

Además, agregaron que "las reformas impulsadas por el Gobierno en materia previsional, tributaria y de precarización laboral representan una avanzada feroz contra la estructura de derechos que nuestro pueblo ha conquistado tras décadas de luchas. En la reforma laboral propuesta por el gobierno se evidencia los amplios beneficios a los empresarios para que puedan contratar y despedir al personal sin ningún inconveniente, una redefinición del concepto del 'trabajo', la reducción de prerrogativas judiciales para los trabajadores, blanqueo laboral, modalidades laborales y ampliación de licencias. Se establece un periodo de un año para ejecutar el blanqueo, en el cual los seis primeros meses el empleador tendrá un costo cero, y los otros restantes tendrá un descuento de un 70 por ciento; promulga la extinción penal y de cualquier multa administrativa por la contratación informal de trabajadores; y para los trabajadores blanqueados se establecen 60 meses de aportes previsionales (5 años) en una suerte de moratoria. Se realizará una disminución del cálculo indemnizatorio al quitar los pagos correspondientes a aguinaldo, horas extras, comisiones, premios o bonificaciones y todo tipo de pagos no regulares. Por otro lado, la actualización de los créditos laborales sometidos a juicios se hará a través de la variación del UVA (el utilizado para los créditos hipotecarios) y por la tasa del Banco Nación que utilizan los magistrados; también se establecerá un Fondo de Cese Laboral, que actuará como un seguro de desempleo con aportes del asalariado y del empresario, para su propio despido".

Los paticipantes de la reunión también explicaron que "esta reforma conduce a la precarización laboral y la destrucción de los derechos adquiridos por el movimiento obrero. La idea del Gobierno es de excluir las indemnizaciones el aguinaldo, compensaciones por gastos, horas extras y cualquier otro ítem que no sea el salario básico. El artículo 75 de la Constitución Nacional incorpora tratados internacionales que la integran. Estos avalan el derecho de los trabajadores y a la seguridad social y establece una serie de principios de progresividad que tiene rango constitucional. Es decir, por el principio de progresividad no se puede retroceder en derechos de un trabajador, menos aún quitar esos derechos. Toda modificación que implique la pérdida de un derecho es inconstitucional". 

Por último, expresaron que "la Comisión Interamericana de Derechos Humano habla de progresividad. Si hay regresividad es inconstitucional. Este intento, además, vulnera no sólo los derechos de los trabajadores activos, sino también de los pasivos, porque como se mencionaba, acá está en juego la caída de los salarios, la precarización, pero también la caída de la movilidad jubilatoria.  Por lo tanto, en Junín (B), a los 6 días del mes de diciembre de 2017, los abajo firmantes repudian de manera inexorable cualquier intento de reforma laboral que perjudique a la clase trabajadora activa y pasiva".

 


 

Cámara de Diputados - Provincia de Buenos Aires
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar