JunínYa está en venta.

Si está interesado en adquirir el sitio comuníquese por email a prensaycomunicacion.junin@gmail.com

Miércoles 19 de diciembre de 2018

?

Junín | Buenos Aires

Superliga 11/03/2018

En la última, River le ganó a Patronato

El equipo de Gallardo no hizo méritos para llevarse los tres puntos de Paraná y pudo haberlo perdido tranquilamente, pero en la última jugada un blooper de Patronato le dio el triunfo que necesitaba antes de enfrentar a Boca.


River venció a Patronato de manera agónica en condición de visitante y gracias al 1-0 con gol en contra de Adrián Balboa volvió a sonreír después de un largo tiempo y justo antes del partido ante Boca por la Supercopa Argentina.

El primer tiempo no ofreció grandes emociones. Apenas un par de posibilidades a partir de la zurda de Juan Fernando Quintero, que con un par de tiro libres estuvo cerca de abrir el marcador, mientras que para el local Balboa tuvo la única clara en un remate que se fue muy cruzado. A River le costó mucho generar juego, pero en el último minuto, Mora no dudó cuando le quedó una pelota picando afuera del área y sacó una volea impresionante que se metía hasta que apareció la mano salvadora de Bértoli.

El complemento no distó mucho de lo que fueron los primeros 45 minutos. River intentó plantarse en campo contrario, pero no logró sostenerlo con el correr de los minutos y jamás dominó el partido a partir de la tenencia de la pelota. Gallardo intentó moviendo el banco pero los ingresos de Pity Martínez, Nacho Fernández y Scocco no cambiaron la ecuación.

De hecho, si hubo un equipo que tuvo las situaciones como para ganarlo fue Patronato. Ya a los 9, a Balboa le quedó una pelota muerta en el área chica tras un corner y sacó un bombazo a quemarropa que sacó Armani al córner. El arquero millonario tuvo que tirarse de nuevo a los 28 para evitar un cabezazo de Sebastián Ribas, mientras que a los 40 y después de una gran jugada colectiva, Balboa pecó de egoísta y remató mal estando con poco ángulo, cuando Ribas esperaba solo por el medio. Y llegando a los 45, Armani volvió a revolcarse tras un tiro de 30 metros de Gastón Gil Romero.

Se terminaba el partido. No lo había podido ganar Patronato y mucho menos se había acercado River. Pero en el último córner, el destino le guiñó el ojo al Millonario. Rodrigo Mora envió el centro abierto desde la derecha y no aparecía ningún compañero para intentar conectar en el área, pero Balboa, que tantas chances desperdició, terminó metiéndola en su propio arco -por entre las piernas de Bértoli- y decretó el giro inesperado para el trámite en el final.

Fue triunfo de River. Tan impensado e inmerecido como necesario. Eran ya cuatro sin ganar por Superliga -más el debut en la Libertadores- y siete sin festejar en el plano local en condición de visitante. Pero a días del partido en donde poco importa cómo llega cada uno pero era innegable pensar que a Boca le venían saliendo todas y a River ninguna, algo cambió. Y esa es una gran noticia en Núñez en la previa de la Supercopa.

Cámara de Diputados - Provincia de Buenos Aires
Banco Provincia - Crédito Hipotecario Social
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar