Viernes 24 de noviembre de 2017

?

Junín | Buenos Aires

Conflicto 09/11/2017

Crece el reclamo del campo contra el Gobierno por la suba del Inmobiliario Rural

El campo bonaerense profundizó en las últimas horas las críticas hacia el Gobierno provincial por la suba de un 50% en el Impuesto Inmobiliario Rural (IIR) que figura en la Ley Impositiva 2018. En ese sentido, las Sociedades Rurales de Junín y Pergamino emitieron comunicados preocupados por los perjuicios económicos que ese incremento traería al sector.


“Pareciera que el gobierno de la provincia de Buenos Aires sigue mirando al campo como una fuente de extracción de recursos. No ve en él una fuente de desarrollo legítimo, que en base al esfuerzo del productor genera bienestar”, señaló el comunicado que envió la Sociedad Rural de Pergamino.

 

Como informó DIB ayer, dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carpab) reclamaron a legisladores que se reduzca a la mitad la suba del 50% del Inmobiliario Rural, al tiempo que advirtieron que hay “mucho malestar” de sus asociados y no descartaron la realización de medidas.

 

“El aumento del 50% del impuesto inmobiliario rural que se aplicaría para el 2018 es, para los productores, un abuso más desde los que nos gobiernan”, agregaron los productores de Pergamino. “Todo recurso que se lleva el Estado lo quita a las comunidades del interior. Menos inversión, menos crecimiento y menos desarrollo”, reprocharon.

 

Y en esa línea, añadieron: “El campo acompaña y apoya esta gestión, resignando la prometida baja de retenciones a la soja. No vemos por parte de los gobiernos la voluntad de disminuir la presión fiscal y la carga administrativa que nos está ahogando”.

 

Ayer, el presidente de Carbap, Matías De Velazco advirtió que existe “mucho malestar” entre productores y que los teléfonos de los dirigentes “suenan todo el tiempo” por la creciente preocupación, por lo que no descartó posibles medidas de fuerza. “Este no es el cambio que se votó. No es el cambio que se buscó ni el que se quiere para la provincia ni para el país”, enfatizó.

 

En tanto, desde la Sociedad Rural de Junín, advirtieron que “todo recurso que se lleva el Estado lo quita a las comunidades del interior. Esto es: menos inversión, crecimiento y desarrollo”.

 

En ese sentido, señalaron que apoyan al diputado provincial de la Coalición Cívica dentro del bloque Cambiemos, Guillermo Castello, quien “planteó fuertes diferencias en la reforma impositiva, uno de los proyectos que acompañan el presupuesto de la Provincia”.

 

En concreto, Castello plantea eliminar tres impuestos, recordaron los productores. “Uno de ellos es la Transmisión Gratuita de Bienes, esto es el clásico impuesto a la herencia, por el que se recaudan unos 430 millones anuales”, así como también eliminar el Impuesto Inmobiliario Complementario.

 

“El mismo también fue creado por Scioli en 2012 y alcanza a los propietarios de más de un inmueble del mismo tipo radicados en el territorio provincial. Situación que fue agravada por esta gestión, con la reglamentación de ARBA que también hoy se extiende a los condóminos, llegando en algunos casos a un aumento del 400% en el año 2016”, señaló la nota de la Rural juninense.

 

“Si bien el campo acompaña y apoya esta gestión, no vemos reflejada la baja de la presión impositiva y ni hablar de la resignación de la prometida baja de retenciones a la soja oportunamente pospuesta por el Gobierno Nacional”, finalizó el comunicado. (DIB)

Cámara de Diputados - Provincia de Buenos Aires
Desarrollo web en Junín por www.brandal.com.ar