juninya.com
Junín, miercoles 31 de Diciembre de 1969

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
     (06/04/13, 20:11)
Cambalache: Qu significa "y herida por un sable sin remache" ?

Explicación de la metáfora del tango "Cambalache" que dice: "…y herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a un calefón…"

Exacta ,real ,demostrable y creíble; parece mentira que jamás lo explicaran los miles de escribas, literatos e intelectualoides que dicen: "Estudiar el tango". 
 
"Sable sin remache" se le llamaba a un gancho donde se colgaba el papel higiénico al lado del inodoro. 
 
La Biblia y el Calefón; se habla de ello y la mayoría no sabe de que se trata: He aquí la historia de la vida cotidiana, que acontecía en la ciudad de Buenos Aires, no se si en otros lugares pasaba o no, y que explica el porque de la aparentemente surrealista asociación de la Biblia junto al calefón que aparece en el tango "Cambalache", cuyas letra y música fueron compuestas por Enrique Santos Discepolo en 1935.
 
La historia tiene relación con los servicios higiénicos, baños, la higiene personal y la forma de realizarla; y como no se me escapa que algunos lectores pueden ser muy jóvenes y puedan no haber conocido otro tipo de baños que los que se estila usar en la actualidad al menos en el mundo occidental, voy a recordar primero un par de datos que considero necesario sean tenidos en cuenta.
 
Hasta finales del XIX se utilizaban bacinillas, también llamadas "tazas de noche", cuyos contenidos eran arrojados por las ventanas al grito de "agua va", y antes aun, letrinas que solían estar en los fondos de las casas.
 
En Buenos Aires, coexistieron bacinillas y letrinas hasta principios del siglo XX, época en que las familias "acomodadas" comenzaron a instalar baños.
 
Luego el uso de baños se generalizo y se empezó a construirlos en todas la viviendas, aun en las mas modestas. El sencillo "mini-ambiente" constaba al menos del retrete y lavabo y si los lujuriosos propietarios de casa gustaban de practicar la costumbre de lavarse todo el cuerpo mas o menos seguido, y si además tenían medios económicos suficientes como para costearse ese capricho, los baños también tenían una ducha.
 
Claro, si había una ducha era necesario calentar el agua, así al lado de la ducha se instalaba un "Calefón".
 
Sin embargo, el papel higiénico tardo en obtener su carta de ciudadanía para poder trabajar en limpio en estas sucias tierras y aun cuando apareció era bastante caro y no estaba al alcance de todas las familias, las cuales se veían obligadas a utilizar para esos fines sanitarios el vulgar papel de diario o, en su defecto cualquier otro.
 
Por supuesto, eran muy estimados los papeles mas sedosos, así que los sufridos usuarios trataban de conseguir en las verdulerías y fruterías los papeles con los que venían envueltas las manzanas y otros productos del campo, algunos de estos soltaban tinta.... je.! je.! je.!........
 
Otro muy apreciado era llamado el "papel Biblia", por ser esta especialmente delgado y suave.
 
Ahora bien, ya por entonces existía la Sociedad Bíblica , una de cuyas misiones parece ser la de difundir la Biblia Protestante , para lo cual regalaba ejemplares del sagrado libro, en la actualidad lo sigue haciendo.
 
Pues muchos de los habitantes de Buenos Aires deben de haber parecido devotos creyentes, ya que aceptaban de continuo esas "gentilezas", y que siendo mayoría la grey católica, lo mismo pasaban y retiraban la Biblia protestante tantas veces como sabían que la Sociedad las tenia en obsequio en las calles, plazas o en su sede central.
 
Sin embargo, cuentan los hombres dignos de fe (aunque Alá sabe más) que quienes obtenían esas Biblias, les perforaban una tapa y las colgaban en un gancho de alambre, (llamado "sable sin remache") al lado del calefón, cerca del retrete, e iban arrancando las suaves hojas para usarlas como papel higiénico.
 
En este hecho se habría inspirado Enrique Santos Discépolo para decir con elegancia propia de un grande:
“Igual que en la vidriera irrespetuosa de los Cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a un calefón"
Imprimir  Volver arriba
     (24/03/13, 21:35)
Otoo *Por Graciela Mara Iglesias

El sobre blanco sigue en la mesa de caoba. Lo ve desde el sillón. Pretende ignorar ese llamado a gritos que su intuición no logra esquivar. Afuera el viento insiste en recordar un otoño tibio y oloroso. Con panes horneados y esperanzas maduradas a fuerza de soñar. Los cuadros y los libros siguen ahí. Vigilantes inertes . Custodios desarmados que acompañan lo cotidiano sin inmutarse. El sillón es su atalaya. Desde ahí, a través del ventanal disfruta de lo que el día le brinde, sin reclamos. A veces una música. Pero desde ayer, esa carta... tanto la esperó. Y ahora...
 

Respira, se da ánimo y llega hasta la mesa. Es el segundo intento. Extiende el brazo y casi roza el papel con los dedos húmedos, indecisos. Acaricia el lustre de la reliquia familiar y en un gesto impensado, repentino, lo toma con fuerza y lo aprieta contra su pecho. Se estremece cuando siente crujir el papel. Vuelve al sillón. Se relaja. Respira lento, con los ojos cerrados. Parece rezar. Así, se suma al entorno estático y permanece inmóvil sin soltar la intriga. El timbre parece más sonoro que lo habitual. Con la sorpresa y el sobresalto llega a la puerta, que abre sin pensar. Por un instante no entiende. Un segundo después suelta el sobre y al instante se abrazan con la fuerza que acumulan la distancia, la ausencia y el amor.Ni siquiera sintió que le había fallado la intuición.

Imprimir  Volver arriba
     (09/03/13, 21:33)
Eusebio Marcilla a 60 aos de su muerte

 

EUSEBIO MARCILLA
 
Héctor Pellizzi
 
Fue cuando tu auto volcaba
en aquel trágico día,
que yo a este mundo venía
en una fecha enlutada,
el pueblo todo lloraba
al ídolo que perdía.
 
Por eso siempre tuvimos
una cierta intimidad.
Eusebio, sos la ciudad
que te quiere todavía,
nostalgia y melancolía
volante de calidad.
 
Elías Sojit se negaba
a tu nombre pronunciar,
pero al ser primero, al llegar,
quedó sin alternativa,
se le secó la saliva
y te tuvo que nombrar.
 
Él lo hacía por política,
para agradar al poder
y vos querías correr
como ideal superior,
la biela, el carburador,
quién se podía oponer...
 
Con una buena milonga
Pafundi te homenajeó,
fue Ledesma quien cantó,
Omar Decarre también,
gran Caballero del bien,
la curva te arrebató.
 
Señor de todas las rutas,
nuestro orgullo deportivo,
poco importa el motivo,
la falla que te mató,
el pueblo ya te legó
su sendero más divino.
 
Tenés historia con Fangio,
aquel súper y gran campeón,
fue grande la emoción
cuando una mano le diste,
cuando sangrando lo viste,
¡lo hiciste de corazón!
 
Fue el “Ciudad de Junín”
veloz vencedor felino
y quiso el claro destino
que al ofrecerte la gloria
te nombrara en la historia:
“Caballero del Camino”.
Imprimir  Volver arriba
     (18/02/13, 20:13)
"Importaculismo"

 

SAMUEL ARANGO NOS RECOMIENDA QUE PRACTIQUEMOS EL “IMPORTACULISMO”
 
Algo que todos practicamos y que nadie sabía como se llamaba: El "IMPORTACULISMO": EXCELENTE VISIÓN DE ALGO QUE YA HACEMOS.
 
LA HORA DE DESAPRENDER
 
Por SAMUEL ARANGO M. | Publicado el 8 de octubre de 2012 - El Colombiano
 
Los hombres maduros de ahora hemos llegado a una edad maravillosa en la que emprendemos el camino del desaprendizaje. 
 
Fuimos criados con la creencia de que debEDamos ser los mejores en todo: mejores estudiantes, mejores esposos, mejores profesionales, mejores padres, etc. Fuimos educados con la creencia de que TODO es pecado. Ha llegado la hora del desaprendizaje o lo que mi hija llama graciosamente el importaculismo.("Todo me importa un culo").
 
Ha llegado la hora de decir NO en muchas ocasiones, de mandar al carajo los compromisos y las obligaciones. Pasó la hora de las responsabilidades desvelantes. Ahora nos gusta estar solos, disfrutar buenas conversaciones con gente que no nos insulta y que cree lo mismo que nosotros o que no le importa que opinemos diferente. Es la hora de hablar de todo sin necesidad de sostenerlo como medio de defensa. Es hora de ver películas, de estar en una finca durante la semana, de leer, de escuchar, de sonreír y de burlarse de la mayoría de los mortales que viven pendientes de las pendejadas.
 
Nosotros demostramos que las responsabilidades fueron bien atendidas por nosotros, que hicimos las cosas lo mejor posible, que dejamos huellas, que somos buenas personas. 
 
Lo que nos queda de vida es para nosotros, para disfrutar, para cumplir el mandamiento divino de amarnos a nosotros mismos. Por eso vamos a hacer lo que nos da la gana. Viajar al máximo, tomando café con amigos y amigas, conversa ndo con todo el que nos encontremos.
 
Ya pasó la época de los roles. Lo que fuimos, fuimos, ahora somos para nosotros mismos sin tener que rendir cuentas a nadie. Los demás seguirán su camino de responsabilidades y de afanes, de preocupaciones y nerviosismos. 
 
Nosotros ahora estamos por encima del bien y del mal. Vamos a museos, asistimos a conferencias y si no nos gusta nos salimos sin que nos importe, redescubrimos al Quijote y a Fernando González.
 
Ahora asistimos con mayor frecuencia a entierros y nos damos cuenta de que se aproxima el nuestro, pero estamos preparados, pues al fin y al cabo vivir es mortal. Dios es para nosotros una profunda experiencia interior, lejos de mitos, ritos, limosnas y pecados sin fin. Es la hora de empezar a relajarnos y de conversar largas horas con Dios, que es el único que permanece siempre, ahora y después de que abandonemos la nave del cuerpo. 
 
Nos rodean pocos seres a quienes amamos profundamente y que seguirán viviendo sus propias experiencias, estemos nosotros o no. Mandaremos para donde sabemos a la gente que nos molesta, la tóxica. Quienes nos buscan sin egoísmos van a encontrar una sonrisa, una mirada tierna y comprensiva, un consejo acertado o no, afecto. 
 
Somos ahora sí, libres de ataduras, de prejuicios, de creencias. Somos libres si no le tememos ni a la vida ni a la muerte.

 

Imprimir  Volver arriba
     (10/02/13, 23:37)
PAREDES MOJADAS (Un cuento mvil - Anailn Nassif Gopar)

Había que mudarse cuanto antes. La oportunidad de una casa se había concretado luego tanta desesperación, que la mudanza era algo así como la orden de libertad para un reo. Salir de aquél encierro significaba encontrar habitaciones grandes, con ventanas y sol por las mañanas, un barrio extenso, suficiente calle como salir a caminar por la vereda, patio con jardín prestado pero verde, cocina con muebles altos y un baño tan enorme que hasta bañera tenía.

Había que mudarse y era una experiencia casi trascendental. Yo creo que no dormimos por casi una semana, aunque cada mañana despertábamos con la tranquilidad aparente de habernos desmayado en el paraíso. Era tanta la euforia que por primera vez en mi vida tuve que disimular la alegría.
 
Los preparativos tenían más entusiasmo que un casamiento. Desalojar roperos, guardar platos y vasos (allí aprendí el arte de guardar vidrio sin trágicas escenas), doblar ropas en cajas que secuestramos de todos los almacenes del barrio, desarmar camas y pensar cómo hacer con la heladera. Ese témpano convirtió el traslado en un circo. Gitanos acarreando ollas, aprovechando el momento para tirar cosas viejas y rotas y un vecino paraguayo que nos prestó su tiempo para ayudarnos con su fuerza.
 
Fue todo un acontecimiento. Fue un día soleado y la vida nos cambió para bien. Atrás dejamos la oscuridad y el muro frente a la puerta, la humedad y el olor del invierno, atrás dejamos la tristeza de no ver gente pasar por la vereda y autos por la calle. Salimos de ese pasillo espantoso para renacer en pisos de parqué. Cerramos la puerta y dejamos encerradas todas las lágrimas que mojaron las paredes en esos años de exilio. 
 
Pensar que sólo fue una mudanza. Fuimos tan felices en tan poco tiempo.
 
Pensar que lo único que hicimos fue mudarnos a la vereda de enfrente.-
 
(UN DEFECTO LLAMADO MEMORIA - 1986/2013)
Imprimir  Volver arriba
     (26/01/13, 21:07)
Matrero 2013 - Copla 2

Vade Retro…Satanás
¡Que manera de haber muertes!
Más de treinta en la semana,
Producto de accidentes.

El cristiano  va de loco,
Por las rutas del país,
Apurado, distraído,
Angustiado  de raíz.
 
Las rutas  son traicioneras,
Con caminos  peligrosos,
Cual peluquero con hipo,
O… carcajada de osos.
 
Aquí  nomás…En el pago,
Está circunvalación,
 Hecha teta…abandonada,
Como  cordero  cabrón.
 
Los funcionarios se excusan,
Problema de la provincia,
Descuídate pollo joven
Porque mañana  te guisan.
 
En la laguna de Gomez
Grito mapuche…Carajo,
Lonco  Pincén…en el ruedo,
Y  alegrías a destajo.
 
En el barrio del  Fonavi
Cayó  palo de alumbrado,
Siguen ocurriendo cosas
Con funcionarios pesados.
 
Cruce a nado en  La Laguna,
Si  tiene con qué  tayar,
Sino…se me queda  “fesa”
Como gato de albañal.
 
No es pa’ todos… bota e potro,
El viento mueve al molino, 
Y  Ud…viene atravesado
Como  trote de zorrino.
 
Más de tres mil…los morosos,
“Cogieron” la moratoria,
Municipales…contentos,
Como  sapos  de la noria.
 
Malena Baro  atacó,
Al  gobierno provincial,
Manejo de los recursos:
Perverso y  discrecional.
 
En el barrio Emilio Mitre,
Van a empezar el  asfalto.
Y el municipio… más seco
Que empanada de talco.
 
Si  querés  estacionar
En los lugares “medidos”,
Andá “pelando” tarjeta,
No  te hagás el comedido.
 
San Martín…se puso serio,
Sabotaje en el  Complejo,
Cosas  de bestias peludas
Y  arrebatos de pendejos.
 
Quien se hace cargo…Señores,
De buscar a los culpables,
Si son menores de edad,
Hay que multar a los padres.
 
Me gustaría saber
Quién sigue los expedientes,
Moro viejo, mal cristiano,
Los casos van a pendientes.
 
Discriminan en la AFIP,
Gastronómicos, atento,
Van diciendo por ahí
Uno de cuatro…es negro.
 
Todo está desordenado
Como cumpleaños de monos.
Reloj… Caminá pa’ atrás,
Hasta  los tiempos del Nono.
 
Estoy cansado y me voy…
Te lo asegura el Matrero:
Más  vale pájaro en mano
Que mano en pájaro ajeno.
 
Imprimir  Volver arriba
     (23/01/13, 16:14)
Matrero: Enero 2013 *Por Antonio "Pucho" Revello

Estoy de vuelta en el pago,
con las bolas por el suelo,
el toro nunca se acuerda,
que alguna vez fue ternero.

Comenzamos mal el año,                                                                                                                                           
varios muertos…acribillados,                                                                                                                                        
los vecinos  del FONAVI,                                                                                                                                                
se sienten discriminados.
 
En el centro con las motos,                                                                                                                                          
la periferia  embarrada,                                                                                                                                                
y  hay  varios funcionarios,                                                                                                                                                              
para  echar  a las patadas. 
 
Hay un dúo…  Figuretti,                                                                                                                                                 
que no saben un pomelo,                                                                                                                                                   
una cosa es cacarear,                                                                                                                                                   
y  otra poner el huevo.
 
Les dicen…”Huevo de Toro”                                                                                                            
porque marchan acoplados,                                                                                                                                     
son grandotes, desparejos                                                                                                                              
y se mueven lado a lado.
 
Andan siempre por los medios,                                                                                                        
porque gustan de las luces,                                                                                                                   
más hipócritas que un diablo,                                                                                                                 
dedicado a vender cruces.
 
A poner  en la Laguna,                                                                                                                       
“ambulancia permanente”,                                                                                                                           
se le escapó la tortuga,                                                                                                                                         
al flaco que es intendente.
 
A ministros nacionales,                                                                                                                                 
les envió un S.O.S,                                                                                                                                            
se despertó de la siesta,                                                                                                                                    
que ya lleva varios meses.
 
Pa’ expulsar al barigüí,                                                                                                                          
vacunan con un bacilo,                                                                                                                              
que es como curar los nervios,                                                                                                                            
con una taza de tilo.
 
En los temas importantes,                                                                                                                    
el municipio hace agua,                                                                                                                                           
se van abriendo de gambas,                                                                                                                         
como viejas  sin enaguas.
 
Imprimir  Volver arriba
     (27/12/12, 07:07)
Vivir con eso *Por Graciela Mara Iglesias

El sol insiste. La hendija se rinde. A la vieja puerta de madera acosada por la intemperie no le importa. Entonces la luz avanza en línea recta hasta su rostro adormecido. Su cuerpo acobijado, encogido...se niega al día, también a la noche y si pudiera a la vida . Intenta abrir los ojos al mismo tiempo que su mano asoma de entre las sábanas. Se demora en todo. Como pensando si debe o si quiere. Todavía escucha en su cabeza aturdida, los gritos, el llanto y las maldiciones. Sabe que no fue un sueño. Es conciente de vivir despierto la peor pesdilla. Afuera la primavera, ajena a su vida, avanza sin pudores. El color lavanda de las glicinas envuelve y cubre el derruido techo. Su perfume intenso y arrogante se impone al resto del jardín. Prepara un café. Coloca la taza sobre el individual de esterilla y trae el pan. Aún conserva vajilla y algunos enseres que llevan pegadas sus huellas. Son como sellos. Son su marca. La de ella. Tan frágil y fuerte. Menuda, ágil, inquieta... No despega de aquella mañana por más que lo intente. Una y otra vez se le presenta nítida, sonora, intensa... dolorosamente cierta.

Cuando llega Rosita por primera vez, él la ignora. No la ve.Sabe que está. Que es la chica que va a ayudar a Julia con los nenes. Rosita es resuelta, atrevida. Gana espacios. La advierte cuando casi la tiene encima. Ella se esmera.Coquetea. Lo acosa. De pronto no sabe cómo , o sí, se deja llevar. La besa. La joven responde con la urgencia de un deseo largamente reprimido. Él se pierde entre su ropa y la sorpresa. Ella se aferra a su cuerpo con avidez . Un instante de juego peligroso, inconsciente... La realidad se presenta con los gritos de Julia, los insultos, el llanto... y los nenes ahí. Ingenuos testigos de un final.
Imprimir  Volver arriba
     (25/12/12, 08:08)
Hay un nuevo Einstein y es argentino; Juan Martn Maldacena

Quien es Juan Maldacena...

Un orgullo para el país. A todos nos gustaría felicitarlo... aclamarlo como a un campeón...
 
Sin embargo, nadie habla de él...  El nuevo Einstein se llama Juan y tiene apenas 43 años. Nació en el barrio porteño de Caballito y hoy está en la tapa de varios diarios del mundo porque ganó el Yuri Milner que es un premio a las investigaciones sobre física fundamental que otorga tres millones de dólares.  Escuchó bien ... Tres millones de dólares!!!.   Un dato para comparar:  El premio Nóbel otorga apenas un millón doscientos mil dólares. Esto no es todo. A los 30 años, Juan, recibió en Budapest uno de los mayores reconocimientos que existen en el campo de la ciencia y fue tapa del New York Times. Se podría hacer una película titulada: “Juan, de Caballito a Budapest”. O mejor dicho, a Harvard. Allí en Harvard, en la cumbre de la excelencia educativa, está trabajando este ex vecino del barrio porteño de Caballito. Es el profesor vitalicio más joven de la historia de Harvard. 
 
Juan es la expresión de una historia luminosa que debería hacer inflar de orgullo el pecho a los argentinos. Hay que tomarlo como una forma de superar tanta irracionalidad y odio que a veces siembra la realidad cotidiana.
 
Una manera de equilibrar tanta mala nueva. Juan Martín Maldacena, en estos tiempos olímpicos, debería subir al podio más alto y y recibir una medalla de oro gigante. 
 
Maldacena es el creador de una teoría revolucionaria que lo convirtió en el niño mimado de la física moderna y en uno de los científicos más populares del planeta. Muchas publicaciones científicas se preguntan si el mundo no está ante la presencia de un nuevo Albert Einstein. Es que precisamente, su gran descubrimiento tiene que ver con ese emblema universal del conocimiento que fue Einstein. Juan formuló una nueva teoría que explica mejor cómo está formado y cómo funciona el universo.
 
Esa teoría fue bautizada como “La conjetura de Maldacena”.Mediante este logro, Maldacena logró unificar teorías que parecían irreconciliables: la teoría de la relatividad de Einstein y la de la mecánica cuántica.
 
Un intento de explicar con palabras sencillas su teoría como para que lo entienda gente ajena a la física, pasaría por decir que Maldacena relacionó y unificó la “Teoría de la Relatividad”, que describe el funcionamiento de objetos tan grandes como estrellas, galaxias o el propio universo,  con la teoría de la mecánica cuántica que analiza el comportamiento de los mundos infinitesimales, como los electrones o los Quarks. 
 
Este porteño es profesor en la Escuela de Ciencias Naturales del Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, el mismo en el que trabajó y murió Einstein.
 
Juan es el típico producto de la movilidad social ascendente de una típica familia de clase media porteña, que hasta no hace mucho podía enviar a su hijo a la universidad. Luis y Carmen, los padres de Juan, pudieron darle educación superior también a sus otras dos hijas. Es aquel sueño que Florencio Sánchez planteba en “Mi hijo el doctor”.Esa utopía del progreso, cuyo paradigma fue y debería ser siempre el que nuestros hijos sean mejores y más felices que nosotros.Juan estudió dos años en Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires y después en la meca científica de la física argentina que es el Instituto Balseiro de Bariloche. 
 
Historias como esta merecen ser contadas porque ayudan a levantar el ánimo de los argentinos ante tanta basura de inseguridad, corrupción y peleas por el poder como hay. Es una forma de reafirmar que los argentinos aún pueden, como alguna vez pudieron, algo que se ve reflejado en varios premios Nobel científicos y otros obtenidos.
 
Es una expresión de que en la Argentina no todos son solo futbolistas, o políticos corruptos,  o delincuentes, o "la mano de Dios" ......
 
Los argentinos generalmente descollan a nivel mundial en forma individual, pero les es muy difícil lograrlo a nivel de grupo o equipo, justamente al revés que otras sociedades. 
 
Juan Maldacena tenía 30 años cuando recibió el premio “Javed Husain”, en Hungría, ante 2.000 científicos, cada uno más famoso que el otro. Los más importantes centros científicos del mundo lo querían fichar en sus planteles de investigadores. Basta con mencionar su apellido entre los grandes intelectuales, y estos saben que se está hablando de un argentino, y de otra Argentina muy distinta a la que presentan los medios mundiales cada vez que sus gobernantes se descuelgan con alguno de sus habituales desaguisados, a contramano del resto de del mundo. La CNN y la revista Time apostaron a él como futuro líder. Juan extraña las montañas de Bariloche que solía escalar, y nuestra música folcklórica, con guitarra y bombo. Con sus neuronas Juan supo generar cosas insólitas. 
 
En una importante convención de estas mentes superiores, alguien de la Universidad de Chicago, cambió la letra de “Macarena” por “Maldacena”. ¿Se acuerda de  “Dale alegría a tu cuerpo Macarena”? Todos se sumaron al coro de esta canción bastante popular de la historia contemporánea en los Estados Unidos y que fuera la base de la campaña electoral de Bill Clinton. "Dale alegría a tu teoría Maldacena", cantaban en esta oportunidad los muchachos. Dale alegría a la Argentina, Maldacena, deberían cantar los argentinos en estos tiempos de cólera aunque algún descreído diga: ¡¡ qué va a cantar bien Maldacena si vivía en Caballito, a la vuelta de mi casa.!!
Imprimir  Volver arriba
     (19/12/12, 20:33)
Diciembre *Por Graciela Mara Iglesias

Diciembre. Un mes extremista. Las fiestas. El entusiasmo de los niños,el interés desmedido de los comerciantes. Las familias que se "amigan"... Las comilonas, los regalos... La inmensa alegría de los reencuentros.. También llega la nostalgia a muchos corazones. Las soledades se agigantan. La falta de recursos se acentúa. Pero de todas creo, que las primeras veces, son las peores. La primera vez de una ausencia definitiva, de un amor perdido, de los hijos en otra parte... De estar solo frente a un árbol que antes era tan convocante. La bronca y la necesidad imperiosa de que este mes pase volando.. . Dos extremos que conviven. Decir felices fiestas puede ser imprudente y hasta cruel. No decirlo en muchos casos podría ser descortesía, falta de amor o, lo que es peor, indiferencia. A pesar de la diversidad de situaciones creo que hay una que nos une indefectiblemente: El agradecimiento. Estamos vivos. Podemos ver. Oler. Comunicarnos. Caminar. Sentir. ReÍr...Y por sobre todas las cosas tenemos la ocasión de encontrarnos a nosotros mismos. Momento que puede ser el mejor o el peor de nuestras vidas. Pero que siempre dependerá de nosotros, de la actitud positiva y de la valoración que hagamos sobre el camino recorrido. Recordando siempre que la experiencia no es lo que nos pasó , sino lo que nosotros hicimos con lo que nos sucedió. Eso que se llama aprendizaje y que debe acompañarnos hasta que la vida diga basta.

Imprimir  Volver arriba
  1     2     3     4     5     6     7     8     9     10     11     12   . . .  Ultimo 
HOME  NOTICIAS  NOTICIAS BREVES  OPINION  DE TODO UN POCO  LO QUE HAY PARA HACER  FORO  NECROLOGICAS  ENCUESTAS  CLIMA  CONTACTO  STAFF
JuninYa.com